Redes PLC ( Power Line Communications )

Vamos a situar a una red PLC dentro de las conexiones de red domésticas para explicar un poco su funcionamiento. Y es que la tecnología PLC (Power Line Communications) no es otra cosa que un soporte para la transmisión de datos por cable, pero que ofrece ciertas ventajas sobre las redes de cable de datos (cable cruzado) y también sobre las redes Wifi.

Realmente, lo que la tecnología Powerline hace, es utilizar el cableado eléctrico de nuestra casa para transferir datos de un dispositivo a otro, o para










acceder directamente a Internet. Esto evita por un lado que tengamos que instalar toda la casa con cable de
red, y por otro lado, nos brinda total conexión con cualquier punto del hogar, cosa que las conexiones Wifi no nos permiten en muchísimas ocasiones debido a su limitada cobertura.

Las redes PLC funcionan con frecuencias de trabajo (1-30 MHz) distintas a la utilizada por la red eléctrica (50 Hz), por lo que las interferencias entre un sistema y otro estarían en un principio descartadas.

Actualmente, no existe un estándar unificado para las conexiones PLC, aunque si hay 2 empresas que se disputan la batalla para implantar su propio estándar en el mercado (Home Plug y DS2). Los dos estándares consiguen tasas de transferencias de datos de hasta 200 Mbps.


Como montar una red PLC

Crear una red PLC en casa es algo realmente sencillo y que actualmente tiene muchísimas utilidades, dado que cada vez, se fabrican más aparatos con conexión Ethernet como los Blu-ray BD-Live, Discos duros multimedia, Consolas, televisiones con puerto Ethernet, etc.

Estos dispositivos, generalmente carecen de conexión inalámbrica, por lo que la opción del Wifi está descartada. La opción de utilizar cable de red estándar es una alternativa al PLC, aunque esto supondrá llenar todo tu hogar de cables vistos por todas y cada una de las habitaciones donde quieres dar acceso a Internet o simplemente puntos de la red doméstica.


Click this bar to view the full image.

Paso 1. Entonces, para crear una red PLC, lo primero será comprar un kit de adaptadores Powerline, que básicamente es un adaptador físico que por un lado es un enchufe corriente de red y por el otro, un conector Ethernet.

Paso 2. Conectamos el router o modem que nos proporciona la conectividad a Internet al adaptador PLC, comenzando a distribuir Internet por todos los enchufes de casa.


Click this bar to view the full image.


Paso 3. Para cada uno de los aparatos que queramos conectar a nuestra red PLC, deberemos de acoplarle de igual manera otro adaptador PLC, aunque también puedes combinar la tecnología Powerline con la Wifi, de forma que conectando el adaptador a un router, creemos un punto de acceso inalámbrico para varios dispositivos.

Ventajas e inconvenientes de una red PLC

Las redes PLC ofrecen dos ventajas destacables sobre el resto de las redes domésticas:

Sencilla instalación sin tener que cablear el hogar y sin obra.

Mayor cobertura que el Wireless.


Por otro lado, las redes PLC también tienen algún punto que otro negativo:

Actualmente es una tecnología de coste superior al de otros soportes para redes.

Si el Kit de adaptadores no es bueno, puede crear interferencias con la red eléctrica.

El estado de la red eléctrica de la casa, influye en el rendimiento de la velocidad de transferencia y estabilidad de la red.

¿Qué seguridad ofrece una red PLC?



Buena pregunta esa. Veréis, los datos de una red PLC se transmiten a través de la línea eléctrica de un hogar. Existe la posibilidad de que viviendo en un edificio, se pueda derivar esta información a otros pisos vecinos, pero gracias a algoritmos de cifrado propios que los fabricantes de adaptadores PLC implantan en sus sistemas y al cifrado por software que suele adjuntarse con el producto, podríamos decir que actualmente, una red PLC una de las redes domésticas más seguras del momento.





Fuente: Configurarequipos